logojornada20071.gif

DICHOSOS

El Evangelio está salpicado de la palabra y promesa de Jesús que llama “dichosos”, “bienaventurados”, a los pobres, a los mansos, a los que entregan su vida, a los que cumplen la voluntad del Padre… También en el encuentro con Tomás, tras la Resurrección, anunció otra bienaventuranza: “Dichosos los que, aun no viendo, creen”. Se refería a los cristianos que sin ver a Jesús, como lo vio Tomás, creen en Él.

LOS QUE CREEN

Creer no es sólo un acto intelectual por el que una persona acepta la palabra del otro. Es mucho más: es entregar su vida al otro. Esta es la labor del misionero, quien con su palabra hace que los que no conocen a Jesús puedan sentirse seducir por el testimonio de su caridad y amor misionero, y se entreguen a Dios en el acto de fe bautismal

Anuncios