Es bien conocido el buen humor casi habitual del Papa Wojtyla, sin embargo, posiblemente cuando más se ha reído fue con el payaso Japo.
Anuncios