llama.gif

El combustible
–Maestro, ¿qué es la fe?
El maestro le pidió al discípulo que encendiese una hoguera. Se sentaron los dos frente a ella, contemplando el fuego.
–He aquí la fe –dijo el maestro–. La leña de la hoguera. El combustible que mantiene encendida la llama de Dios en nuestro corazón.
–Pero la leña necesita de una chispa para transformarse en luz.
–Existen varias chispas. La más común se llama voluntad. Basta con querer tener fe, para que ésta se aparezca en nuestro camino.
–¿Incluso si nos pasamos la vida entera sin creer en nada?
–Siempre creemos, aun sin reconocerlo o aceptarlo, y por eso es tan fácil despertar la chispa. Además, cuanto más vivimos, más cerca estamos de Dios. La leña vieja arde siempre con más facilidad.

lacreacion.jpg

 

Los dos dioses
Existen dos dioses.
El dios que nos enseñaron, y el Dios que nos enseña.
El dios del que habla la gente, y el Dios que habla con nosotros.
El dios que aprendemos a temer, y el Dios que nos habla de misericordia.
El dios que está en las alturas, y el Dios que participa de nuestra vida diaria.
El dios que nos hace pagar, y el Dios que perdona nuestras deudas.
El dios que nos amenaza con los castigos del infierno, y el Dios que siempre nos enseña el mejor camino.
Existen dos dioses.
Un dios que nos aparta por nuestras culpas, y un Dios que nos llama con su amor.

Anuncios