paul-iconb11.jpgEl papa Benedicto XVI proclamó en la basílica de San Pablo Extramuros, al sur de Roma, el “Año Paulino”, dedicado a San Pablo, con motivo de los dos mil años del nacimiento del Apóstol de los Gentiles.

   Durante la proclamación, el Pontífice abogó por la unidad de los cristianos y dijo que al igual que en los inicios, Cristo también necesita hoy de apóstoles dispuestos a dar su vida por Él.

     El especial Año Paulino comenzará el 28 de junio de 2008 y se prolongará hasta el 29 de junio de 2009.

   El Año Paulino brindará la ocasión para redescubrir la figura del Apóstol, releer sus numerosas cartas dirigidas a las primeras comunidades cristianas, revivir los primeros tiempos de nuestra iglesia, profundizar en sus ricas enseñanzas a los “gentiles”, meditando en su vigorosa espiritualidad de fe, esperanza y caridad, peregrinar a su tumba y a los numerosos lugares que visitó, fundando las primeras comunidades eclesiales, revitalizar nuestra fe y nuestro papel en la Iglesia de hoy a la luz de sus enseñanzas, rezar y trabajar por la unidad de todos los cristianos en una Iglesia unida.

   Hablando por último del aspecto ecuménico, la capilla destinada al baptisterio, que se encuentra entre la basílica y el claustro de San Pablo Extramuros, se transformará en “Capilla Ecuménica”, manteniendo la característica de baptisterio con pila bautismal por una parte, pero se destinará a ofrecer a los hermanos cristianos que lo soliciten un lugar especial de oración, tanto para rezar en grupo como para orar unidos a los católicos, sin celebración de sacramentos”.

Anuncios