entradajerusalem-giotto-b.jpg

La Semana Mayor que hoy iniciamos los cristianos con la conmemoración de la entrada “triunfal” de Jesús en Jerusalén y su aclamación como Mesías y rey por parte de la gente humilde y sencilla (Mt 21,1-10), debería ser la ocasión más propicia para realizar durante toda la semana un ciclo de revisión de los fundamentos de nuestra fe, de la manera cómo hemos entendido y vivido nuestro cristianismo y de la renovación de nuestro compromiso que como creyentes estamos obligados a vivir en un mundo realmente ávido de un testimonio y de un mensaje como el de Jesús.

Anuncios