laresurreccinmuseodelprtx6b1.jpg
Exulten  los coros de los ángeles,

exulten los ministros de Dios
y que suenen las trompetas de victoria
por el triunfo de Jesús nuestro Señor.
 
Que se alegre y se goce esta fiesta,
inundada de tanta claridad,
que se sienta libre de la oscuridad,
porque las tinieblas El venció. 
 

Anuncios