El Año Paulino ha sido convocado por el Papa Benedicto XVI, y será inaugurado por él hoy sábado 28 de junio por la tarde en la basílica de San Pablo Extramuros. Al acto asistirá el Patriarca ortodoxo de Constantinopla, Su Beatitud Bartolomé I, y representantes de otras iglesias y comunidades cristianas. La basílica romana, construida sobre el lugar donde está enterrado el Apóstol de los gentiles, será el centro de las celebraciones de este año. Se ha empezado editando un Programa General que se puede descargar de Internet (www.annopaolino.org) y se ofrece, entre otra información, posibles itinerarios de peregrinación, siguiendo los pasos del Apóstol en la capital del Imperio Romano. Todos los peregrinos podrán ganar la indulgencia plenaria en las condiciones habituales. También podrán hacerlo quienes participen en actos conmemorativos organizados en las distintas iglesias locales. La basílica, donde se realizarán varios conciertos, ha preparado también un ciclo de conferencias, tanto de teólogos como de personalidades del mundo de la cultura, la universidad, la industria y la política. El fuerte acento ecuménico que tiene la inauguración del Año Paulino continuará todos los viernes por la tarde en una oración con diferentes confesiones cristianas.


Congresos y publicaciones sobre san Pablo serán una de las constantes en la celebración del Año Paulino en todo el mundo. Otro de los epicentros del Año Paulino será Damasco, actual capital de Siria, camino a la cual Saulo de Tarso se convirtió de perseguidor en predicador de Cristo. El Patriarca greco-melquita católico Gregorios III, los franciscanos de la Custodia de Tierra Santa y las autoridades civiles han preparado un intenso programa que incluye encuentros de todo tipo (jóvenes, religiosos, movimientos…), la elaboración de materiales para niños y adolescentes, una exposición y tal vez incluso una película. En lugares tan distantes como Santiago de Chile, Hong Kong, Singapur (donde la única parroquia católica está dedicada a San Pedro y San Pablo) o las islas Salomón, en Oceanía, las comunidades se preparan para la celebración del bimilenario del Apóstol de los gentiles.

Anuncios