inmaculada_zurbaran

 

 ·    Santa María,  madre nuestra: Míranos como hijos, con ternura. 

·    Santa María, llena del espíritu: Enséñanos a ser templos vivos.

·    Santa María, sede de la sabiduría: Pidenos los dones del Espíritu.

·    Santa María, nueva Eva: Renuévanos a imagen de tu Hijo.

·    Santa María, mujer creyente: Contágianos de tu fe.

·    Santa María, esperanza nuestra: Sostennos en nuestra espera.

·    Santa María, madre de amor: Envuélvenos en tu misericordia.

·    Santa María, fuente de alegría: Vístenos de fiesta.

·    Santa María, reina de la paz: Haznos merecedores de tus premios.

·    Santa María, divina enfermera: Danos medicinas y actitudes samaritanas.

·    Santa María, Casa de la Palabra: Ábrenos la puerta.

·    María de los mil nombres: acércanos al misterio de Cristo.

·    Madre de la unidad: ayúdanos a vivir en paz, buscando todos a Cristo

·    Santa María de la urgencia: que no seamos tranquilos ni conformistas

·    Santa María del silencio: que sepamos escuchar la Palabra

·    Santa María, nueva oportunidad: ponnos de nuevo, delante de Jesús

·    Santa María de la ilusión:

   eleva el tono interior de nuestro ser, danos entusiasmo.

·    María, presencia en nuestra historia:

   regálanos a Cristo cada día

·    Santa María de cada día:

  ayúdanos a hacer lo ordinario de manera extraordinaria

·    María, Madre del Buen Consejo:

  guía nuestros pasos por el camino de la Verdad

·    María, mujer de los ojos de Dios:

 que miremos a cada persona como Dios la ve

·    Perfecta discípula de Cristo:

 ayúdanos a seguir a tu Hijo desde la propia vocación

·    Madre de todos los hombres: cuida especialmente de los más desvalidos

 

 

virgendeguadalupe

Santa María, tú que un día escuchaste la voz de Dios,

y abriste al corazón a su llamada,

 ¡enséñanos a escuchar!

Tú que escogiste el camino verdadero entre los que el mundo ofrece,

¡enséñanos a escoger!

Tú que sonríes en cada nuevo día sin temer el misterio del porvenir,

¡enséñanos a sonreír!

Tú que entregas tu corazón entero al corazón del Padre, sin vacilar,

¡enséñanos a esperar!

Tú que eres feliz en tu entrega sin nada recibir, nada esperar, ¡enséñanos a amar!

Tú que das testimonio del Amor, que preparas en la tierra la eternidad,

¡enséñanos a vivir en santidad!

Anuncios